Universo Poético








Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Febrero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    

Calendario Calendario

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Lun Dic 04, 2017 11:16 pm.

El manantial

Ir abajo

El manantial

Mensaje por Carlos Alberto Rocha el Jue Ene 25, 2018 2:48 pm



Era casi medio día en la aburridora sala, en el vetusto caserón, de la deprimente calle sin pavimentar de una ciudad pequeña, poco mas que un pueblo grande, donde todo parece estancado en los primeros años de la república a no ser por la carretera de última generación que bordea este municipio, a solo dos kilómetros del parque central (si es que se le puede llamar así a una plaza polvorienta con dos raquíticos arbustos) a tan solo 500 metros de la última casa del pueblo, la variante que lleva al centro del villorrio, está igual que en los tiempos en que las primeras mulas llegaron con los corotos* de la familia campuzano llegó a colonizar la zona y sembrar algodón , por ese entonces la hacienda recibía el nombre de el manantial, último rezago de esclavistas venidos a menos gracias a los turbulentos tiempos de las guerras de independencia donde ser chapetón (español) era sinónimo de enemigo  declarado...desde aquellos días, el manantial siempre fue, es y será un paraje tedioso

donde la historia pasa de largo sin dejar huella llenando de apatía a todas las generaciones de manantialeños casi que por tradición sin que nadie, lugareño o foráneo se empeñe en sacar al villorrio de su deprimente estado... al menos hasta la llegada de Bonifacio Garrido ataviado con su traje de lino.

Todos lo vieron llegar montado en un caballo enorme escoltado por dos jinetes mas, luciendo unos lentes oscuros debajo de un sombrero impecable mente blanco, desmonto en la puerta de la alcaldía y sin saludar a nadie, entró con uno de sus acompañantes en el vetusto caserón donde funciona la alcaldía, la monotonía se perturbó después de casi media hora cuando el forastero y su acompañante volvieron a montar y dejaron solo polvo con sus caballos, mientras el alcalde casi que como una estatua, aún no comprendía los motivos de la visita inesperada de tan curioso personaje, por vez primera todos vieron en el asomos de una gran preocupación.


__Habla de una vez Plutarco mendez, ¿quien es ese filipichín** y a que vino al pueblo?... y que sea para ya._ decía ansioso Salvador Puerta, el dueño del único gran almacén del pueblo y dueño de una gran recua de mulas, por lo tanto uno de los mayores empleadores del lugar... pero el alcalde no atinaba a reaccionar, no encontraba palabras precisas para decirles a todos.

solo cuando sintió el zarandeo que le hiciera su mujer quien también estaba ansiosa por saber.
__¡Habla de una buena vez!  
Trago saliva y pensó que lo mejor era soltar todo el golpe de una sola vez;
__Es un funcionario del gobierno, vino a notificarme las nuevas disposiciones de la nación... tenemos poco menos de dos meses para salir del pueblo ya que le pertenecen todos los terrenos a una compañía petrolera... no tenemos derecho a reclamar nada por lo legal puesto que en este municipio nunca existió una oficina de registro, ¿se acuerdan que les hablaba de esto hace tres años? si hubieran legalizado esas viejas cartas escritas por el fundador al menos en el pueblo vecino, no estaríamos en esta situación... incluso ni siquiera existen pruebas legales que los Campuzano existieron y vivieron en esta región...somos una comunidad sin memoria y pronto seremos una comunidad sin arraigo._

Los días subsiguientes fueron los mas caoticos y los mas interersantes en la tediosa historia del pueblo, ahora si se unieron para hacer marchas, organizar el millón de cosas que habían dejado de hacer a lo largo de tantos años en el mas desesperado e inutil de los intentos por conservar su pueblo, se nombró una comisión para que fuera a visitar al mismisimo gobernador y pedirle su ayuda, eran mas de mil familias en riesgo.


Luego de tres horas de espera haciendo antesala, el gobernador solo necesitó 20 minutos para leer y oír las peticiones, en un comienzo dijo que estaba con ellos y que una comunidad entera no podía desaparecer así nada mas... pero tan pronto como supo que se trataba de el mayor yacimiento de petroleo de los últimos tiempos y que el Manantial no era legalmente un municipio (gracias a secretas maniobras gubernamentales por parte de todo un ministerio) y que el mismo tenía intereses secretos, puso su mejor cara de procer abnegado y sacrificado para decirles;


__Mucho me temo que nada se puede hacer por el manantial... estoy sumamente consternado y me declaro impotente al reconocer que su municipio no existió, no existe y nunca lo será debido a que ni siquiera aparece en nuestros registros y mucho mernos en el mapa oficial como pueden ver... lo lamento mucho, hasta yo tengo que obedecer disposiciones que no me agradan._


y fue asi como el aburridor pueblo fue borrado sin mas ni mas y sus habitantes dejados a su suerte 


* corotos:

**filipichin; . Colomb. Hombre afeminado o lechuguino, que se viste a la moda, elegante. En el pasado su uso era despectivo.

El filipichín intentaba diferenciarse del aldeano o del campesino usando ropas elegantesTambién llamado dandy.
avatar
Carlos Alberto Rocha

Fecha de inscripción : 14/09/2017
Edad : 52

Volver arriba Ir abajo

Re: El manantial

Mensaje por María Susana el Jue Ene 25, 2018 8:45 pm

Que tremendo y lo peor que puede pasar o puede haber pasado. Dios nos libre !! Muy bueno amigo! Besos
avatar
María Susana
Admin

Fecha de inscripción : 10/09/2016

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.