Universo Poético








Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Febrero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    

Calendario Calendario

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Lun Dic 04, 2017 11:16 pm.

El espanto del señor dominguez

Ir abajo

El espanto del señor dominguez

Mensaje por Carlos Alberto Rocha el Jue Oct 19, 2017 4:37 pm

Era una fría mañana de domingo cuando el hombre de 87 años antes de exhalar su último y mas profundo respiro, tuvo alientos para dedicar algunas palabras a todos sus parientes, queridos y odiados, unos sinceros otros mas falsos que una moneda de 7 centavos, allí estaban todos aquellos que en vida de una u otra forma forjaron su carácter agrio en los últimos años, de sus ya resecos labios se escapaba una sonrisa de entera y total satisfacción al ver que a su hora final, estaban allí todos aquellos que en vida le defraudaron, le despreciaron e incluso le humillaron. quiso decir unas ultimas palabras pero las fuerzas ya no le acompañaban, ya no era necesario pues todo su legado estaba escrito y su último pensamiento sin querer fue el de aterrorizar a quienes mucho daño le hicieron mientras vivía...¡oh si! no los dejaría ser felices del todo, su fragil cuerpo pronto no le sería mas útil, pero su espíritu si que era inquebrantable, no en balde le había ayudado a resistir los últimos 13 años de vida, no se marcharía así de fácil, ahora si que estaba listo y  sin perder la sonrisa expiró, ahora estaba en el universo de lo etéreo donde ya era inmortal, invencible y mas pronto de lo que se imaginaran sentirían el peso aterrador de una venganza.


Luego de la lectura del testamento donde el vetusto rancho quedó para el mas hipócrita de sus hijos, las tierras fértiles que le rodeaban para el resto de ellos que se odiaban entre si, dejandoles de añadido una descarada hipoteca ya vencida, con el desagrado colectivo, llego la primera manifestación del fantasma de don Servantino Dominguez,
las dos ventanas de la edificación se abrieron y se azotaron de manera violenta y no propiamente por la acción del viento, las hijas dejaron escuchar un grito desgarrador mientras revoloteaban por los cuatro rincones como gallinas asustadas, los hijos varones quedaron mudos, casi petrificados como estatuas._
__Ruperto, te vendo esta pocilga por 500 pesos, total este rancho está justo en el centro de tu parcela... podr{as demolerla tan pronto me pagues._ decía el asustado hijo menor
__te doy solo 100 y puedes llevarte los platos rotos._Le decía el más codicioso de los hermanos, total solo sería derribar ese espantoso rancho mal oliente y solucionado el problema. su hermano se le acerco y tratando de no ser escuchado por los demás le dijo
__no seas tacaño ni aprovechado, dame 300 y puedes quemar todo esto ahora mismo... si puedes con todos estos desgraciados que nos toco por hermanos mucho mejor... se que la idea te agrada mucho Ruperto, ¿quedamos en300?._


__que sean 250 y ni uno mas, estoy siendo generoso Silverio, tomalos o dejalos, mira que lo hago por que se trata de ti._ 
Silverio, asintiendo acepto la oferta, acto seguido, su hermano mayor saco de uno de sus bolsillos un fajo de billetes del cual le dio una parte.
__ cuentalos bien, no acepto reclamos después... eso es todo, ahora si, para los demás; escuchen mi oferta única,200 por cada metro cuadrado de lo que les toca, solo por hoy, se que la mayoría detesta este miserable pueblo, así que decídanse de una vez, si lo dejan para mañana serán solo 150.


En solo 20 minutos Ruperto Dominguez había comprado todas las partes de sus hermanos por tres veces menos de su valor calculado, total a ninguno le importaba permanecer por mas de un día en aquella propiedad que tantas desgracias les habían causado.


Dos días después, el  ambicioso Ruperto, ordeno la demolición de la casa, pero no le seria tan fácil, la primera cuadrilla de trabajadores salió espantada por el fantasma delo difunto patriarca de los Dominguez, eso no intimido a su hijo quién resolvió enviar otra con el mismo resultado, entonces, decidió recurrir a volarla en mil pedazos y así fué, el viejo rancho paterno volaba en mil pedazos mientras Ruperto sonreía convencido que el fantasma de su padre también tuvo la misma suerte... el fantasma del viejo patriarca no estaba ni lejos de ser desterrado de aquel montón de escombros, pareciera que esperara con toda la paciencia que le da la eternidad, porque tan pronto llegaron las cuadrillas a limpiarlo todo una súbita borrasca demoro la limpieza mucho mas de lo debido, pero otra vez Ruperto Dominguez, se creia vencedor en la puja contra el fantasma de su padre, dejo pasar una semana para comenzar las siembras, dispuso que un par de sus trabajadores cuidara de la siembra para que los animales y otras plagas no se comieran los brotes, todo parecía marchar bien por lo menos en dos meses hasta que a su casa llegaron los dos jornaleros para decirle;
__vea patrón, nosotros hicimos todo lo posible para que el cultivo de la sierra prosperara y por fortuna está hermoso y dará unos hermosos frutos...pero venimos a pedirle que nos cambie de puesto de trabajo._
__si patrón, no es que seamos unos cobardes, no nos asustan los espantos... pero...:_
__¿pero que? ¡hablen de una vez carajo!._ interrumpió algo ofuscado
__patrón...  el fantasma de su señor padre le manda a decir que nunca va a cosechar nada de lo que sembramos allá en la sierra, que si es tan valiente vaya usted mismo y trate de cosechar... es que como usted no le toca verlo aparecer entre el silbar del viento, como a usted no le toca oírlo cantar... eso ablanda hasta el mas macho patrón._


Ruperto Dominguez decidió cambiar a los jornaleros de puesto, eso si, no se daría por vencido y cosecharía los cultivos de la sierra costara lo que costara.
Esa cosecha fue la última que el nuevo patriarca dirigió en la sierra, fue la última vez que sus empleados lo vieron con vida porque tan pronto intento sacar el primer fruto, una fuerte borrasca se lo llevo mientras el resto de la cuadrilla de jornaleros salía despavorida, su cuerpo fue encontrado a dos kilómetros dos días después.


Desde ese día, cada vez que se iniciaban las cosechas, la viuda de Ruperto prohibía acercarse a la sierra, el viento dejaba ver la disputa eterna de dos fantasmas por la mas bella coliflor.
avatar
Carlos Alberto Rocha

Fecha de inscripción : 14/09/2017
Edad : 52

Volver arriba Ir abajo

Re: El espanto del señor dominguez

Mensaje por aguamarina el Jue Oct 19, 2017 5:37 pm

Un cuento con parte de la humana miseria, espanto y muy buena lección la de Don. Servantino!

:01:
avatar
aguamarina
MIEMBRO FUNDADOR
MIEMBRO FUNDADOR

Fecha de inscripción : 10/09/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: El espanto del señor dominguez

Mensaje por imaginee el Jue Oct 19, 2017 10:23 pm

MUY BUENO!!! sINCERAMENTE MUY BUENO!!! La avaricia no  lleva  a ningún puerto!! Servantino hizo  las cosas muy bien!! Besos!!
avatar
imaginee
MIEMBRO HONORARIO
MIEMBRO HONORARIO

Fecha de inscripción : 11/09/2016
Edad : 48

Volver arriba Ir abajo

Re: El espanto del señor dominguez

Mensaje por María Susana el Vie Oct 20, 2017 2:42 pm

Que  buena prosa  amigo! Con una enseñanza  final que la hace más interesante aún!! muy buena!! Besos!
avatar
María Susana
Admin

Fecha de inscripción : 10/09/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: El espanto del señor dominguez

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.