Universo Poético








Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Febrero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    

Calendario Calendario

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Lun Dic 04, 2017 11:16 pm.

Aquella noche

Ir abajo

Aquella noche

Mensaje por Carlos Serra Ramos el Vie Oct 13, 2017 9:14 pm

 
Esta noche, la Luna luce como aquella noche lucía, aunque no tanto, ni tiene en su semblante el mismo tono rosado de rubor. La miro y me extraña sea la misma Luna que fisgona se asomaba entre claroscuros algodones teñidos por el color rojizo de las luces de la ciudad. 
Sabía bien que nos complacía, y sus rayos influían en disimulados sentimientos reprimidos por temor.
Difícil imaginar marco mejor para tentar al amor. 
Palmeras en estrecho agrupamiento subiendo al cielo, tapiz de gardenias a sus pies, glorieta solitaria con bancos de madera que invitaban al arrullo, un estanque cuyas verdes aguas eran trémulo espejo para los blancos cisnes y las tenues luces iluminado los senderos. 
Todo el jardín era Paraíso, ella Eva, yo, nadie importante en su corazón, más... soñaba ser su Adán y morder de nuevo la manzana para sentir en mi piel el roce de la suya.
Por no adularla y descubrirme, recibían los elogios los fuegos de artificio, la exquisitez de la cena, o la melodía del piano. Dos, tres brindis por ella, por esa noche de milagro, qué, para mis adentros, brindis eran dedicados a sus labios que nunca besaré.

Su rostro era el reflejo del encanto que nos envolvía. Tez de porcelana en sus mejillas y el brillo del diamante en sus pupilas. El cabello corto, a lo chico, dándole un aire de inocencia me despertaba la ternura de ensortijarlo con los dedos hasta adormecerla como si de una niña en mis brazos se tratase. 
¡Ay, Luna! Que desde mi ventana te contemplo, y por confidente, por confidente que fuiste te cuento.
Te cuento... de aquel regalo que en los postres me ofreciera. Uno, a uno, llegaron de su mano los dulces que con sus dientes nacarados dividiera. Olvidado del regusto el paladar, no habría otra sensación más que su miel, ni mejor golosina que la fresa de sus labios. 
Labios rojos, grana, rosa, o escarlata que el color no importa, sino el calor, la humedad, el roce, la textura, el arrimo, y al fin... el beso. Ese beso deseado, ese primer beso seductor.
¿Qué báquicos estambres encerrará su boca para quien la libe. ¿Perdí por timidez ese licor? ¿Eran los dulces ofrecidos simbólicos mordiscos de manzana? 
Dudo, y en la duda, voy del desaliento a la esperanza sabiendo que a la puerta he de quedar, si no encuentro el paso franco.

__________________________________

avatar
Carlos Serra Ramos
MIEMBRO HONORARIO
MIEMBRO HONORARIO

Fecha de inscripción : 11/09/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Aquella noche

Mensaje por María Susana el Mar Oct 17, 2017 12:16 pm

Muy bella prosa para un no menos  bello recuerdo! Lo que nunca se olvida,es lo que la luna ilumina! ¡Un beso!
avatar
María Susana
Admin

Fecha de inscripción : 10/09/2016

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.