Universo Poético








Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Febrero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    

Calendario Calendario

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ona Elena

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Lun Dic 04, 2017 11:16 pm.

De la vida real

Ir abajo

De la vida real

Mensaje por aguamarina el Lun Jun 05, 2017 12:27 pm

La parte buena de la vida


Era joven, muy joven aún, cuando emprendía mi segunda aventura laboral en relación de dependencia. La primer experiencia había forjado mi carácter y había aprendido a vivir en ese mundo de competencia y no de competitividad, de modo que a fuerza de coraje y necesidad, le ponía el pecho a las balas y cada mañana cuando entraba al local, dejaba oír mi "buenos días a la alegría" y me disponía a desarrollar mi parte en ese engranaje perfecto que era aquella empresa.
Mi compañero de trabajo, unos años menor que yo, de temperamento sanguíneo, de cuando en vez dejaba salir su ariano y emprendía contra lo que se le pusiera delante y no escatimaba esfuerzos para demostrar su enojo o ira.
Por mi parte, había aprendido ya a controlar mis impulsos, mitad instinto, mitad consejos de mi padre, no lo sé bien, pero mientras trabajaba intentaba crear el mejor ambiente posible. Una mañana este joven me pregunta:¿Cómo hacés para encontrarle la parte buena a todas las cosas? No lo sé, le respondí... imagino que así debe ser todo.
Lejos aún estaba de mi etapa del yin y el yang, pero ya mi intuición me dictaba que nada era del todo malo ni nada del todo bueno, entonces intentaba encontrar mi propio equilibrio para sobrevivir al mundo laboral que nunca fue fácil, que siempre tenía alguna sorpresa de las menos agradables. Pero entre tanta frialdad de números, de mercadotecnia, de conveniencias, de deshumanización intenté poner un poco de alegría, de ver lo bueno dentro de lo malo, y eso fue lo que me ayudó a vivir exactamente cuarenta y dos años cumpliendo horarios, estando siempre dispuesta a la sonrisa porque los clientes o tus compañeros no son responsables de lo mal que anda el mundo, pero por sobre todas las cosas... porque yo necesitaba estar bien.
Lo comprendí tiempo después, cuando otro compañero, del otro lado de una línea telefónica me dice: ¿Stella, vos siempre estás de buen humor? No, le respondí, a veces no, pero supe que no siempre podemos hacer lo que queremos entonces aprendí a querer lo que hago. Años después, cuando comenzaron a llover los libros de autoayuda, y con la internet tuvimos acceso a cientos o miles de páginas con las recetas para "ser felices en diez lecciones" ese pensamiento, instintivo en mí, lo vi reflejado palabras más palabras menos en cientos de mensajes y ahora, a tres años de estar gozando de mi estado de jubilada, tampoco tengo todo lo que quiero... pero sigo aprendiendo a querer lo que tengo.


Cosas de la vida.
07
avatar
aguamarina
MIEMBRO FUNDADOR
MIEMBRO FUNDADOR

Fecha de inscripción : 10/09/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: De la vida real

Mensaje por María Susana el Lun Jun 05, 2017 2:19 pm

Mientras trabajé  en el banco fui feliz , nunca tuve problemas con compañeros o compañeras por el contrario. Si he de decirte a medida que la vida pasa  tengo menos problemas, pero si me llegan y duelen más las cosas y  sinceramente, como  puse en este foro adhiero a las reflexiones de Meryl Streep . es tan perfecto y exacto lo que dice que adhiero. La edad nos da creo , la sabiduría de poder discernir  elegir y negar o desechar lo que  ya no es para nosotros. Seguramente  tus compañeros era jóvenes y bueno  el carácter sale a flote. Recuerdo amiga que en algún sentido sufriste también los enbates de  la presión  que produce una empresa y todos los caracteres que allí cohabitan.
Creo que la jubilación jajajaj o la vida es sabia. Llega un tiempo en que ya es mejor mirar un atardecer o un bello amanecer que sonreír para que el trabajo  sea menos duro. Tus intentos, ya que los conozco  por que me los has contado seguramente han dado frutos en  esos jóvenes que te recordarán sin duda alguna. El querer lo que tenés y  sí yo quiero lo que tengo, que  es mucho porque se reduce a familia y amiga o amigas. Pero no puedo dejar de  reconocer que  creo en esta vida hay cosas que quizás me hubiera gustado hacer y no he podido. Creo que  todos deberíamos tener el derecho a vivir todas esas cosas que por muchas causas no  vivimos, porque como María Susana no viviré de nuevo si es que regresa mi alma y María Susana aunque es feliz con su mundo de familia y amigas necesitaría quizás algunas cosas más para completar el círculo de la vida. Un besito  en un día  muy frío casi sin  sol.
avatar
María Susana
Admin

Fecha de inscripción : 10/09/2016

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.