Universo Poético











LA PROSA DE UP




Últimos temas
» LA BODA DE MI HIJA
Hoy a las 5:15 pm por Antonia Ayuso Mora

» EL TERROR
Hoy a las 6:57 am por Antonia Ayuso Mora

» El nuevo Eros
Ayer a las 9:59 pm por Ona Elena

» FELIZ SEAS NIÑO EN TU DÍA
Ayer a las 9:39 pm por Ona Elena

» HAY DÍAS QUE TE QUIERO CON LOCURA
Ayer a las 9:29 pm por Ona Elena

» Desde la vidriera
Vie Ago 18, 2017 10:41 pm por María Susana

» 6 DE SEPTIEMBRE
Vie Ago 18, 2017 4:23 pm por Antonia Ayuso Mora

» AMIGA NO LLORES MÁS
Vie Ago 18, 2017 4:13 pm por Antonia Ayuso Mora

» UNA TREGUA DEPAZ
Vie Ago 18, 2017 4:11 pm por Antonia Ayuso Mora

» LAS RISAS DE BEBE
Vie Ago 18, 2017 4:09 pm por Antonia Ayuso Mora

» ¿Quise?
Miér Ago 16, 2017 9:13 pm por Carlos Serra Ramos

» ¡ QUÉ FELIZ SOY... ¡
Mar Ago 15, 2017 3:19 pm por Antonia Ayuso Mora

» Buscando la forma
Dom Ago 13, 2017 4:06 pm por María Susana

» Guadalupe
Dom Ago 13, 2017 12:35 am por Abril

» Sueños
Dom Ago 13, 2017 12:27 am por Abril

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


EL BARQUITO DE PAPEL(Prosa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL BARQUITO DE PAPEL(Prosa)

Mensaje por Antonia Ayuso Mora el Lun Feb 13, 2017 2:19 am

EL BARQUITO DE PAPEL. El chalé era una perla cuajadito enramados de hierba de un primoroso color verde que se enredaban en la verja de un blanco y forjado enrejado muy elaborado y vistoso. El hijo de Pastora y Julian jugaba con sus siete años a que era un navegante y arrastraba un barquito por el agüita que salpicaba de la piscina, a los bordes con el chapotear de sus amiguitos que se tiraban ,bravamente desde el trampolín que su padre había colocado en la zona honda para que fuera un salto agradable. A pesar de su corta edad , todos sabían nadar.
 A Pastora el médico le había recetado adelgazar para su mal de la tensión alta y también se tiraba del trampolín y nadaba todo el tiempo para poder anular los michelines tan desobedientes y persistentes. 
Se abastecían del agua del pozo que era buena y fresquita cual manjar de los dioses. 
No era lo mismo la belleza del chalé en verano que en otras estaciones . Aunque cada una de las cuatro era de unos peculiares matices.
 El otoño con la caída de las hojas de los árboles que ya había en el interior del jardín y sus tonos marrones , naranjas y cobrizos.
 El invierno con los días grisáceos y fríos que hacía que las plantas se encogieran y se cobijaran con la tierra que estaba yerta puesto que no requerían ser regados. 
La primavera con sus brotes y su vigor cuajando un aspecto de incipiente renacer. Había que tener templanza con este tesoro ya que pujaba muy fuerte por ofrecer la Naturaleza, su vida. 
Y el verano ya brotado con toda la belleza de las flores en su esplendor y a la sombra de las ramas de los árboles había una mesita y unas sillas de unas filigranas blancas y unas mecedoras que hacían que la mente se relajara para luego en septiembre volver a una nuevo desarrollo de las capacidades de todas las personas y que la dignidad fuera la razón de existir de los políticos en su gestionar los derechos de los ciudadanos de los píises del mundo. 
El chalé era precioso por dentro con unas balaustradas que Julian había tardado en construir 20 años y toda la edificación del interior , había sido su hobbi artesanal, al igual que Pastora se había encargado de las pinturas de los cuadros que había en sus paredes colgados. 
Era un matrimonio muy emprendedor y el niño crecía feliz en este chalé tan agradable. 
El barrio se componía de chalés , cada uno con un aspecto singular a gusto de los dueños.
 El agua estaba limpia y fresquita y Luisito se lanzó desde el trampolín con el barquito en la mano a jugar que navegaba por los mares lejanos.
 GRACIAS Y UN ABRAZO.





avatar
Antonia Ayuso Mora
COLABORADOR
COLABORADOR

Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 58

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.