Universo Poético








Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Febrero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    

Calendario Calendario

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Lun Dic 04, 2017 11:16 pm.

EL CONCURSO DE CETRERIA (PROSA)

Ir abajo

EL CONCURSO DE CETRERIA (PROSA)

Mensaje por Antonia Ayuso Mora el Lun Ene 16, 2017 4:37 pm

EL CONCURSO DE CETRERÍA. El veintidós de Noviembre, llegué al campeonato de cetrería que está detrás de los abruptos y escarpados montes que están próximos al punto norte del antiplano de la Sierra de Cazorla. 
Había también toda la gama de factores que hacían un simpático y técnico gozo rápido de una lucha ágil entre el halcón y el águila. 
Cogí un puesto en los primeros sitios de visualización. 
Sería fácil o dificil según la destreza del concursante. 
Le dieron al águila, situado en la mano derecha del guante del Conde de Romanones, un líquido néctar, transparente como el ámbar, con el que planearía muy rápida. 
Era una escena grandiosa, las alas planeaban y surcaban el aire pero esta vez el halcón era presa del águila que después de su victoria, vino a reposar en la mano enfundada con el guante del Conde Romanones y le dio, unas tajadas de carne apetitosa para premiar su destreza.
Después todos regresamos al origen de sus casas con una alegría grandiosa excepto los demás oponentes que sentían pena y rabia por no conocer el néctar milagroso que embulló en el águila, gracia para ser la protagonista del encuentro de cetrería, anual que cada vez es más famoso y conocido y que viene de siglos atrás, cuando los caballeros vestidos en corazas propias para la competencia de este evento atractivo. 
Había que dedicar mucho tiempo al adiestramiento de estas joyas de aves de cetrería. El trofeo era una cría de águila de buena sangre de raza de la Sierra de Cazorla. 
Hicieron una comida que estaba cocinada con viandas apetitosas para todos. Y después tocó la música y hubo bailes con una alegría y un compás que era un lujo de la clase social y caballeresca. 
Los caballos ajaezados con mantas y artes de una vistosidad muy bonita; las damas con sus joyas estaban guapísimas; los perros al lado de sus dueños roían los huesos de buenos jabalíes y corderos que en aquella fiesta todos devoraron. 
Al fin se despidieron hasta el año que viene al nuevo concurso de Cetrería
avatar
Antonia Ayuso Mora
COLABORADOR
COLABORADOR

Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 59

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.