Universo Poético











LA PROSA DE UP




Últimos temas
» FELIZ SEAS NIÑO EN TU DÍA
Hoy a las 1:02 pm por María Susana

» El nuevo Eros
Ayer a las 10:40 pm por Carlos Serra Ramos

» Desde la vidriera
Vie Ago 18, 2017 10:41 pm por María Susana

» 6 DE SEPTIEMBRE
Vie Ago 18, 2017 4:23 pm por Antonia Ayuso Mora

» AMIGA NO LLORES MÁS
Vie Ago 18, 2017 4:13 pm por Antonia Ayuso Mora

» UNA TREGUA DEPAZ
Vie Ago 18, 2017 4:11 pm por Antonia Ayuso Mora

» LAS RISAS DE BEBE
Vie Ago 18, 2017 4:09 pm por Antonia Ayuso Mora

» ¿Quise?
Miér Ago 16, 2017 9:13 pm por Carlos Serra Ramos

» ¡ QUÉ FELIZ SOY... ¡
Mar Ago 15, 2017 3:19 pm por Antonia Ayuso Mora

» Buscando la forma
Dom Ago 13, 2017 4:06 pm por María Susana

» Guadalupe
Dom Ago 13, 2017 12:35 am por Abril

» Sueños
Dom Ago 13, 2017 12:27 am por Abril

» Fue así
Sáb Ago 12, 2017 10:12 pm por Ona Elena

» Hacia su pecho
Sáb Ago 12, 2017 12:05 am por María Susana

» Una pequeña historia
Vie Ago 11, 2017 9:45 pm por María Susana

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


HABÍA UNA VEZ UN CIRCO. (prosa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

HABÍA UNA VEZ UN CIRCO. (prosa)

Mensaje por Antonia Ayuso Mora el Dom Ene 15, 2017 4:31 pm

HABÍA UNA VEZ UN CIRCO. 
Estábamos en la plaza, en diferentes corrillos, cuando una voz cantaba por las calles: ¡Señoras, Señores¡... ¡Vengan al circo ¡...
 Todos miramos al cartel publicitario y la sonrisa acudió a nuestras caras, pensando en los pequeños de las familias. 
La representación era el fin de semana y allí nos vimos todos, con deseos de divertirnos, con los diferentes números de un circo modernizado, amenizado por un juego de luces de diversos tonos y colores y una música que acompañaba las series, que nos mostraban la destreza de los ágiles bailarines, la fiereza de los rugidos de los leones juntos con los leopardos que son razas incompatibles, el látigo los hacía caminar a través de los aros embadurnados de llamas. 
Las palomitas daban un olor especial a niños felices, chillando y riendo al compás de las ocurrencias de los payasos. 
Los equilibristas rompían el silencio de espectativas, de que no fracasaran, en su tiempo de deslizamientos y su volar por el filo de un alambre, 
Por fin la hazaña confluyó con un gran éxito. 
El hambriento de fuego, apagaba las antorchas sin quemarse los labios y la lengua. 
Vino el turno de los juegos de azar y me tocó una linda muñeca que tengo sentada en una silla de estilo clásico y es mi mascota. 
El elefante nos bañó con su trompa, los cocodrilos y las serpientes nos hacían chillar de miedo. 
Y así salimos del circo ambulante dichosos, con nuestros niños, que recordarían esta fiesta toda la vida; como yo recuerdo y me aferro a la mano de mi padre que siempre me compraba boletos de la suerte en las rifas, y ahora mi muñeca, que es heidi, abrazo los sentimientos infantiles de las escenas de HABÍA UNA VEZ UN CIRCO.





avatar
Antonia Ayuso Mora
COLABORADOR
COLABORADOR

Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 58

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.